Responsabilidad Social
Corporativa

Nuestro compromiso con la sostenibilidad se refleja en nuestra Política y en la estrategia global de la compañía, fundamentada en la generación de valor para todos nuestros grupos de interés, inversores, trabajadores, aliados, proveedores y clientes, tanto en el aspecto financiero como en el social y ambiental. En un escalón superior, nuestro  GRUPO TECOPSA recoge los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas basados en principios referentes a los Derechos Humanos, los Derechos Laborales, el Medio Ambiente y la lucha contra la corrupción, así como muestra la Memoria de Estados No Financiaros de 2019.

Fruto de esta búsqueda de valor para nuestros grupos de interés ha sido el análisis de nuestro entorno en el ámbito económico, social y ambiental con el fin de identificar las áreas prioritarias de actuación para TECOPSA. Entre estas áreas destacan la seguridad y salud, la gestión de personas, el impacto y gestión ambiental, la relación con la sociedad y el buen gobierno corporativo.

En TECOPSA nos tomamos la seguridad y salud de nuestros trabajadores y subcontratistas como un asunto prioritario. Prueba de ello es nuestro objetivo permanente de mantener los accidentes a cero. Dentro de este objetivo incluimos todas las personas que intervienen en nuestras obras: Empleados, Proveedores, Direcciones de Obra, Asistencias Técnicas, Coordinadores de Seguridad y cualquier otro visitante que se encuentre en nuestras instalaciones. De todos estos, son los proveedores sobre los que desplegamos nuestros mayores esfuerzos, ya que son el sector más numeroso en nuestras obras. Para ellos disponemos de un sistema de homologación en el que incluimos criterios de seguridad y salud y sostenibilidad.

 

Para el logro de este objetivo, TECOPSA cuenta con un Servicio de Prevención Propio, que controla el permanente cumplimiento de las medidas de seguridad en nuestras obras, así como el mantenimiento de la cultura preventiva del personal propio y externo.

 

Desde sus inicios, TECOPSA mantiene un compromiso público y voluntario con el desarrollo sostenible, ya que somos conscientes de los posibles impactos de nuestra actividad en el medio ambiente. Desde entonces nuestra política medioambiental se centra en el esfuerzo compartido de hacer compatible el desarrollo económico y social con la protección del medio ambiente, a fin de proporcionar a las futuras generaciones un entorno próspero y saludable, mediante el uso racional y sostenible de los recursos disponibles, y minimizando el impacto nuestro impacto ambiental.